10 cosas que debes saber antes de acostarte con él

Sexualidad 1971 Visitas

Llega un momento en toda relación en el que debes dar el siguiente paso. Después de las miradas furtivas, los nervios del primer beso y el primer contacto con su piel… Puede que estés lista para intimar completamente con ese chico que te vuelve loca pero, ¿qué cosas debes tener en cuenta antes de pasar a la acción?

No hay nada más emocionante que comenzar a conocer a una persona. Sin embargo, el sexo puede conllevar riesgos y más de un quebradero de cabeza: sentimientos demasiado profundos, preferencias sexuales diferentes, temor a contraer alguna infección de transmisión sexual (ETS)… En cuanto a los sentimientos, deberás manejarlos como buenamente puedas, pero respecto a los riesgos, siempre hay que estar bien informada antes de tomar decisiones.

Por eso, si quieres saber qué diez cosas debes tener en cuenta antes de acostarte con él, repasa esta lista y comprueba si estáis listos para mantener relaciones. El sexo puede ser muy divertido, así que no dejes que la falta de información te impida disfrutar al máximo de tu pareja, y si necesitas inspiración, échale un vistazo a estas posturas… ¡Les encantarán!

1. Comunicación


Aunque parezca muy evidente, muchas parejas olvidan a menudo decirle al otro lo que realmente esperan o buscan en el la intimidad. Siempre se ha dicho que la comunicación es la base de toda relación, y eso es una verdad incuestionable. Seguro que en más de una ocasión has malinterpretado un comentario o gesto de tu chico y te has “montado una película” que nada tenía que ver con la realidad. Olvídate de los estereotipos y habla, habla habla. No hay nada como hablar con tu pareja y decirle lo que te gusta y lo que no.

2. Métodos anticonceptivos


Hay que tener muy claro que el uso del condón no sólo evita el riesgo de embarazo, sino que además ayuda a prevenir infecciones de transmisión sexual. Es muy importante que, haciendo uso de la ya citada comunicación, hables abiertamente con tu chico y elijáis el método anticonceptivo que queráis usar: condón, anillo anticonceptivo, parche… Hay una gran variedad, así que sólo tenéis que escoger el que mejor se adapte a vosotros. Si vuestra relación es más estable, la píldora puede ser la respuesta a vuestra demanda, pero recuerda que ésta no previene ETS, de las que te hablamos más en profundidad a continuación.

3. Infecciones de transmisión sexual


Las ETS son una realidad de nuestro tiempo. Puede que el sexo con un desconocido te resulte excitante, pero debes recordar que no hay nada como ser previsora y tomar las medidas necesarias para evitar un contagio. El sexo oral también puede ser el responsable de la transmisión de una ETS, así que antes de nada, infórmate, ¡no corras riesgos innecesarios! Se estima que, aproximadamente el 75% de la población sexualmente activa puede infectarse por VPH en algún momento de su vida.

4. ¡Atención!… Evita la infección por VPH

El virus del papiloma humano es uno de los grandes desconocidos dentro de las infecciones de transmisión sexual (ITS). Muchas personas pueden ser portadoras de la infección y ni siquiera saberlo. Esto hace que la transmisión sea relativamente fácil.

En otras ocasiones se desarrollan molestas verrugas alrededor o en los órganos genitales. Son lesiones benignas en la piel, que en algunos casos está relacionado con el cáncer de cuello de útero, de vagina, de vulva, de pene, de ano u orofaríngeo.
Por todo lo anterior es recomendable vacunarse del VPH, ya que se considera que la vacuna es capaz de proteger de forma eficaz frente al cáncer de cuello de útero y las verrugas genitales. No corras riesgos, habla con tu médico sobre los beneficios de la vacuna frente al VPH y ¡protégete!

5. Controles sanitarios

Cuando conoces a alguien nuevo, normalmente tienes que fiarte de lo que él te cuente sobre su vida sexual anterior. Sin embargo, si quieres estar 100% segura de que está todo en orden, es de lo más lógico que ambos os realicéis un análisis de sangre para controlar que todo esté en orden. De esta forma podréis comenzar desde cero y sin ningún tipo de duda. Cada vez son más las mujeres que optan por este tipo de medidas.

6. Higiene


La higiene diaria es algo de lo que no hace falta que te hablemos, pero a la hora de comenzar a tener relaciones sexuales con el chico de tus sueños, es importante que tengas especial consideración y cuidado con tu higiene íntima. Además de ducharte con regularidad, puedes utilizar geles íntimos que te aporten frescor, antes y después del sexo. Eso sí, esto va por los dos, ¡él también debe cuidar lo suyo!

7. Depilación


¿Qué te vamos a contar que tú no sepas? Es una parte vital de las relaciones sexuales para mantener el sex appeal, al menos eso nos parece a nosotras. Seguro que más de una vez has evitado a tu chico porque no estabas bien depilada. “¡No me acaricies, que pincho!”. Sí, además de tener bien depilada la zona de nuestro pubis, el resto del cuerpo también nos importa, y mucho. Si aún tienes dudas de qué tipo de depilación íntima va contigo, no dudes en experimentar hasta encontrar la que más cómoda te resulte y la que mejor se adapte a tu gusto. Por su parte, tu chico debería cuidar también la zona del pubis, ya que el vello cortado en esa zona no solo es más estético, sino más higiénico.

8. Lencería


Si por fin ha llegado el ansiado momento de acostaros juntos y quieres sentirte más sexy que nunca para aumentar la confianza en ti misma, nada como algo de lencería nueva. Aunque él crea que es por él, que también, esto te hará sentirte más sensual y a gusto contigo misma. Tu chico casi nunca se va a fijar en si te combina la braguita con el sujetador, pero hay ciertas prendas que resultan irresistibles para los hombres.

9. Necesidades fisiológicas resueltas


Tan sencillo como hacer pipí antes y después del sexo, puede evitar algún tipo de infecciones. También es recomendable que no practiques sexo con el estómago vacío, ni tampoco lleno, o si estás muy cansada, ya que te puedes cargar por completo ese momento especial.

10. Atracción


¿Evidente? ¡No lo creas! Muchas mujeres se acuestan con hombres por los que no sienten ningún tipo de atracción sexual. Es importante que tu chico te guste de veras, que cuando lo veas te pongas nerviosa y que te parezca absolutamente sexy. No tiene por qué ser el mítico chico de aquel anuncio de refrescos, que entraba en la oficina y hacía que todas las mujeres se rindieran a sus encantos. Lo importante es que te ponga a ti, no olvides que tú eres quien tiene la última palabra y quién decide con quién acostarse.

Compartir

Comentarios