Licuados, un desayuno perfecto para llevar

Licuados 96 Visitas

El desayuno es una de las cuatro comidas del día en la rutina de cualquier ser humano y a diferencia de lo que sucede con cualquiera de las otras tres comidas (almuerzo, merienda y cena), el desayuno es altamente recomendado por todos los profesionales, nutricionistas y médicos por considerárselo la comida más importante del día en la cual la persona obtiene energías y vitaminas que le servirán para todo el resto del día. Además, el desayuno es sumamente importante debido a que es la primera ingesta que realiza la persona luego de haber estado un número de horas en reposo al dormir.


Se considera que del tipo de desayuno que una persona realice dependerá el tipo de día que tenga o sus sensaciones, rendimiento, etc. En este sentido, siempre es recomendado siempre desayunar y nunca saltear esta comida, además de consumir en él algún tipo de infusión con alguna combinación de alimentos que pueden ser proteínas, frutas, cereales, lácteos, etc. Obviamente, las costumbres en el desayuno varían significativamente de acuerdo a las regiones y a las sociedades, como también de acuerdo a las posibilidades de recursos de cada ámbito. Sin embargo, esto no impide que en todas partes del mundo se puedan consumir buenos desayunos.


La importancia del desayuno es central ya que es el primer contacto que el organismo tiene con diferentes fuentes de energía. Si bien también las demás comidas son relevantes para ayudar a la persona a mantenerse en buen estado a lo largo del día, el empezar sin desayunar o con un mal desayuno (incompleto) influirá directamente en cómo una persona se manejará durante el día. Hoy en día es común dejar de lado el desayuno por cuestiones de rutina, de falta de tiempo, de estrés, pero esto no hace más que empeorar los rendimientos y facilitar a que el organismo funcione de manera incorrecta e incompleta.

Licuados, un desayuno perfecto para llevar

Los ajetreos del día a día dejan poco tiempo para alimentarse en la actualidad. Los licuados preparados de manera correcta y creativa pueden proporcionar excelentes resultados para una alimentación balanceada.


Perfecto para antes de hacer ejercicio o para una mañana agitada.

  • Un vaso (250 ml) de leche de vaca light o leche de soya o almendras.
  • 1 cucharada de cocoa en polvo.
  • ½ plátano.
  • Una cucharadita de ajonjolí.
  • Una cucharada de amaranto.
  • Una cucharada de chía.
  • Licuado tropical
  • Un vaso (250 ml) de leche de vaca light o leche de soya o almendras.
  • ½ taza de papaya.
  • ½ taza de fresas.
  • 1 cucharada de amaranto.
  • 6 nueces o almendras.

Licuado mañanero

El licuado clásico, rico para chicos y grandes.

  • Un vaso (250 ml) de leche de vaca light o leche de soya o almendras.
  • ½ taza de fresas o ½ plátano o ½ mango.
  • 6 nueces o almendras.
  • 1 cucharada sopera de salvado de avena o psyllum plántago.
  • Un chorrito de vainilla y canela en polvo al gusto.
  • Licuado alto en fibra
  • Un vaso (250 ml) de leche de vaca light o leche de soya o almendras.
  • ½ manzana.
  • ½ taza de fresas.
  • 1 taza de espinacas.
  • 1 cucharada de linaza en polvo.

Comparte este articulo con tus amigos! 

Compartir

Comentarios